El envejecimiento cutáneo es un proceso fisiológico que puede ser acelerado por factores internos y externos. Entre estos factores se pueden encontrar la malnutrición, algunas enfermedades, el sol, el frío la sequedad….

En cualquier caso, algo común a todos los casos del envejecimiento cutáneo es la disminución de la actividad celular.

A nivel más profundo, el colágeno se vuelve menos duro, y la elastina va perdiendo sus propiedades y su elasticidad. Disminuye la cantidad de agua y los vasos sanguíneos se esclerosan.
A un nivel más superficial, en la epidermis, disminuye la renovación celular, los melanocitos pueden aumentar su actividad o bien atrofiarse, con lo que el resultado son manchas cutáneas.

Existe un tratamiento muy efectivo para que todos estos mecanismos que, poco a poco se van atrofiando, lo hagan con más lentitud:
El FOTOREJUVENECIMIENTO. En él se emplea la luz intensa pulsada que, con la combinación de cosméticos adecuados, logra una mejora visible de la piel alterada por la edad o por factores climáticos.

Los beneficios del fotorejuvenecimiento son los siguientes:

  • Estimulación y aumento de la producción de colágeno, lo que nos lleva a una mejora de la piel alterada por factores de edad o climatológicos.
  • Reducción del tamaño de los poros.
  • Incremento de la humedad natural de la piel.
  • Estimulación celular.
  • Disminución de las líneas de expresión y pequeñas arrugas.

Es un tratamiento, que no solo nos va a aportar mejoras notables e iluminar nuestra piel, sino que también va a ralentizar el proceso de envejecimiento cutáneo. Aconsejamos comenzar en los meses de otoño o invierno, para que, al comenzar la primavera el tratamiento esté finalizado, puesto que no es compatible con la exposición solar.

FRJ

Respecto a la edad, podemos comenzar a partir de los 30 años, pero si no lo hemos hecho antes, pues lo podemos hacer a cualquier edad, ya que siempre va a ser un estímulo para que nuestra piel luzca más        iluminada y mejor.

Una ampolla de Telomerasa, justo antes del tratamiento, que será el complemento perfecto, ya que potencia los resultados del tratamiento, incrementando la producción de fibroblastos, afinando la textura de la piel y unificando e iluminando el tono a la vez que devuelve le vitalidad celular. Esta enzima actúa desde las capas más profundas de la piel.

La Telomerasa es una enzima que se encarga de proteger los cromosomas. En 2009 Blackburn, Greider y Szostak, tres científicos, reciben el PREMIO NOBEL en MEDICINA, tras descubrir la implicación de los TELÓMEROS y la enzima Telomerasa en los procesos cancerígenos y de envejecimiento. La Telomerasa actúa directamente sobre los telómeros del ADN, impidiendo su degeneración. Con todos esto podemos decir que ésta enzima es vital para el rejuvenecimiento.

Si queremos obtener los mejores resultados, lo mejor sería hacer en una primera sesión, y justo antes del fotorejuvenecimiento, una higiene facial profunda con productos naturales, que nos va a ayudar a que el tratamiento sea totalmente aprovechado por nuestra piel.

Recomendamos empezar por 6 sesiones, una cada dos o tres semanas. Después una de mantenimiento cada mes y parar en épocas de exposición solar. Sería idóneo hacer un ciclo cada año, esto hará que nuestra piel luzca más sana y luminosa.

Este tratamiento, así como muchos otros, lo puedes encontrar en nuestro Centro de Estética Natural y Bienestar de Vallecas, NatuCorpore.

Esperamos que las informaciones ofrecidas por NatuCorpore, Centro de Estética Natural y Bienestar te sean de utilidad. Queremos que ayudarte a que te cuides de forma Natural y Aromática. Puedes dejar tus dudas o comentarios, contestaremos lo antes posible. Gracias por leernos!! :-)

Lola Pérez

Centro de Estética Natural y Bienestar